helados caseros blw montessori

Helados caseros BLW

Cierra los ojos. Saborea lentamente. Siente como se derrite la cremosidad del helado en tu lengua. Una fiesta para tus papilas gustativas donde se fusionan la fruta, la canela, el chocolate, el crocanti de la almendra… ¿Ya estás salivando? Pues esto no es un anuncio de Häagen-Dazs, es lo próximo que vas a cocinar junto a tu peque. Te enseño a preparar 25 helados caseros BLW. Porque lo hecho en casa y con las manitas de tu hijo sabe mejor que cualquier helado industrial lleno de ingredientes caca (grasas saturadas, aceite de palma, azúcares). Prepararéis juntos dosis de amor congelado.

Tanto si has hecho la introducción de los alimentos con el Baby Led Weaning o al estilo tradicional, si tu peque ya es mayor, si quieres mejorar hábitos alimentarios, hacer operación bikini pero sin disfrutar al sabor y frescor de un helado, no te pierdas todas estas recetas de helados caseros.

Vida práctica Montessori

Si estás haciendo Montessori en casa sabes de sobra lo importante y beneficiosos que son los ejercicios de vida práctica para la autonomía del peque y el desarrollo de habilidades sociales. Aunque originalmente María Montessori pensó esta área para sus Casas de Niño con el objetivo de los niñ@s con los que trabajaba fueran lo más independientes posible se pueden adaptar al ambiente preparado de casa muy fácilmente.

delantal infantil montessori

Gracias a su torre de aprendizaje ha estado implicado en la cocina. Desde bebé quería ver lo que hacía yo en la encimera. Con 14 meses ya se subía él solo. Gracias a la torre él estaba entretenido con las propuestas de trasvases y yo al fin podía cocinar tranquilamente. Fuimos de menos a mas, trasvases en seco, vertidos… ahora ya usa su cortador de verduras, su cuchillo de lechuga, su corta plátanos y demás herramientas… Cualquier día me programa la Olla GM.

utensilios de cocina niños montessori
delantales a juego montessoriComo el orden y la limpieza es muy importante, siempre cocina con su delantal de Mimia Montessori. Está diseñado para poder ponérselo él solo y darle autonomía.

También lo usamos en nuestras sesiones artísticas. Porque mientras están aprendiendo es normal los accidentes. Así estoy tranquila.

Si te ha gustado puedes comprarlo en varias tallas aquí. Además puedes ir a juego con tu peque y comprarte tú un delantal igual para ti. Seréis los reyes de los fogones. Mimia Montessori también tiene manteles individuales Montessori para aprender a poner la mesa, miniaturas para la caja de sonidos, calendario circular entre otras cosas.

BLW, Más allá del año

Desde que elegí este tipo de introducción de la Alimentación Complementaria fui consciente de que no era una etapa pasajera. Implicaba modificar los hábitos alimentarios de mi familia. Y lo más importante, no sólo durante unos meses. ¿De qué sirve que evites los preparados con azúcar para bebés si luego piensas darle para desayunar leche con colacao y galletas?

Pues eso, que aunque hemos superado la AC seguimos con las pautas del BLW. Evitando azúcares, sal, precocinados, grasas saturadas, aceite de palma, embutidos… Si es verdad que fuera de casa hay situaciones en las que le han ofrecido “productos comestibles” que no alimentos porque no aportan nutrientes. No puedo (ni quiero) que viva en una burbuja “eco”. Sabe lo que es una tarta, patatas fritas… Porque en estas ocasiones sigo “No negar, no ofrecer”. En su día a día no tiene acceso y desde siempre le he explicado lo que es sano y lo que no. Él me repite “el azúcar da enfermedades” Poco a poco espero que se convierta en un mini nutricionista o al menos que tenga algo de criterio.

Te conté toda nuestra experiencia con el Baby Led Weaning, consejos, un listado enorme de 30 imprimibles (menús, tips, alimentos para empezar…) en esta entrada.

polos caseros blw

Como son tan importantes tener unos hábitos saludables todo el año, te traigo muchas ideas para que en verano disfruten del alimento estrella: el helado. Refrescantes y apetecibles, e inclusos sanos.

Consejos para hacer helados caseros

Por suerte tenemos a nuestra disposición muchos ingredientes naturales que dan sabor y cremosidad. No echarás de menos a los helados comerciales. El ingrendiente estrella son las frutas, mejor si son de temporada por su calidad,, acentuado sabor y menor coste. Como además, vamos a prescindir de azúcares añadidos, lo mejor es optar por frutas con sabor especialmente dulce. Puedes elegir plátanos, melón, sandía, mango, fresas y frutos rojos, uvas, piña…

Las cremas de frutos secos son los sustitutos ideales de las grasas saturadas. Darán cremosidad y grasas de calidad. Por ejemplo, en casa somos adictos a la crema de cacahuete untada en tostadas o a cucharadas directamente. Otras que puedes incluir en la receta son la leche, el yogur natural, el yogur griego sin edulcorar y sin sabor, las bebidas vegetales, el queso fresco batido, el cacao puro, el coco rallado, el aguacate, las semillas o los frutos secos.

Para endulzar puedes usar dátiles en puré. Ojo es también azúcar, aunque de origen natural. Con esto quiero decir que aunque hagas un bizcocho con dátiles en vez de azúcar no se convierte en un alimento sano para tomar a todas horas. Simplemente es mejor opción que el azúcar refinado.

Puedes usar cualquier tipo de moldes pero te recomiendo los que he probado: los de helado Nuk. Ya desde Nico bebé le sacamos provecho con polos de solo fruta para la dentición. Pero es este año cuando realmente los está amortizando porque tienen el tamaño ideal para la cantidad de helado que se come. Más grande se lo dejaría y lo que es peor iría chorreando helado desecho por todos los sitios. El mango ergonómico le ayudaba desde que era bebé a cogerlo. Y son libres de BPA. Un molde de calidad para usar muchos años.

Como sabemos, comemos por los ojos y la presentación final es importante. Como toppings en vez de siropes se puede echar canela, coco rallado, mini trocitos de frutos secos, chocolate puro rallado, trocitos de fruta. ¡Haz tu propio mix y sorprende a los paladares de la casa!

RECETAS

Ahora viene el recopilatorio de recetas para que consigas heladitos ricos. Y lo que es mejor, que pases un buen rato en la cocina con tu little chef.

1) Helado Nico

Lo he llamado así porque fue el primer helado que hicimos juntos con sus sabores favoritos. Le apasiona los plátanos, se puede comer dos cada día. Y también le encanta la avena para el porridge, para la leche… Para este sencillo helado necesitas un plátano, canela y un paquete de 250 ml de leche. Cortar, batir, a los moldes y congelar. ¡Para relamerse!

helado pátano casero

2) Helado tropical

Consta de cinco ingredientes: mango, plátano, 80 gramos de frambuesas, el zumo de media naranja y esencia de vainilla. Siempre te recomiendo que las piezas de fruta estén maduras para aportar un sabor dulce por sí mismas. Así solo tienes que batir todos los ingredientes, congelar y disfrutar. ¡Una fiesta tropical!

3) Sorbete de plátano y fresas

A veces queremos variar el estilo de presentación. También podemos hacer smothies caseros o granizados (si añades hielo picado). Para esta idea sólo vamos a necesitar un plátano maduro y cuatro o cinco fresas grandes. Para que nuestro sorbete quede especialmente cremoso, el truco está en congelar la fruta limpia, pelada y cortada en trozos un día antes. Luego bastará con triturarla a potencia máxima hasta conseguir una crema densa. Es ideal para presentarlo en estas jarras con pajita y tapa.

 
4) Helado de cerezas y yogur

Un helado con una pinta sorprendente.Necesitamos 500 gramos de cerezas y un yogur natural o griego sin azúcar añadido. Así sacáis provecho de una de las frutas estrella de temporada. Primero hay que que deshuesar las cerezas y congelarlas junto al yogur. Yo lo he hecho en el mismo vaso de la batidora. Luego triturar hasta obtener una crema que podemos servir en un vasito acompañado del topping que más nos guste.

5) Helado cremoso de piña y coco

Solo dos ingredientes necesitas pero que combinan genial. Solo compra una piña madura y una lata de leche de coco. Troceamos la piña, volcamos por encima la leche de coco. Hay que batir el conjunto durante unos cinco minutos para conseguir un puré homogéneo en el que no queden tropezones.

Esta crema la echamos en un recipiente o tupper y a congelar un par de horas. Evitamos que se formen cristales de hielo si remueves con unas varillas o un tenedor cada media hora.

Se puede hacer la leche de coco casera con 250 g de coco rallado y 600 ml de agua mineral. Ponemos el coco rallado en un procesador de alimentos. Calentamos el agua sin que llegue a hervir y la echamos sobre el coco rallado. La dejaremos unos pocos minutos para que el coco se hidrate bien. Después, pulsamos el procesador de alimentos a la máxima potencia, para que se mezcle bien el coco y el agua, obtendremos una pasta ligeramente espesa. Sólo nos queda pasarla por un colador o por una malla fina para extraer la leche.

6) Helado de plátano y leche de coco

Apunta: 2 plátanos maduros, 250 ml de leche de coco y 100 g de almendras molidas. Tan solo hay que mezclar todos los ingredientes, poner la mezcla en nuestros moldes y llevarlos al congelador. Así aprovechas la leche de coco casera de la receta anterior.

recetas blw cocinar

7) Helado natural de fresas

Hecho a base de fresas y queso fresco batido. Para prepararlo vamos a necesitar 400 gramos de fresas, un plátano grande, medio vaso de leche materna, de vaca o de bebida vegetal de avena, el zumo de medio limón y dos tazas de queso fresco batido.

 

Este helado es de estilo tarrina y queda muy cremoso. Para ello el día anterior a hacer nuestro helado, debemos congelar la fruta ya pelada y cortada en trozos. Se tarda cinco minutos en preparar. Primero hay que batir el resto de ingredientes y cuando esté listo incorporaremos la fruta congelada y seguiremos triturando hasta obtener una mezcla espesa que podemos servir con cuchara de heladero como una bola de tarrina.

Para adornar puedes añadir frutos silvestres o chocolate puro rayado. Un dulce contraste que otorga la acidez del limón. A mi entre foto y foto se me empezó a derretir y estaba riquísimo. Nico apenas me dejó poner decoración porque estaba impaciente por comer lo que habíamos preparado.

helado blw casero
8) Sorbete de mango y plátano

Vamos a necesitar un mango de tamaño mediano, dos plátanos, media tableta de chocolate puro y dos cucharadas de leche. Al igual que en otras recetas anteriores, hay que pelar, lavar y congelar previamente la fruta cortada en trozos, y en el momento de la preparación la incorporaremos a la batidora junto con el resto de ingredientes. Recomiendo buscar el contraste con el chocolate puro rallado que lo hará aún más irresistible si cabe.

9) Cacahuete

En casa somos fanáticos de la crema de cacahuete natural. Untado en tostadas o a cucharadas a palo seco como prefiere Nico. Una forma segura de comer frutos secos (son alimentos con riesgo de asfixia hasta los 5 años). Con este helado añadimos un nueva forma de conseguir todos los beneficios que aportan. Yo la compro online aquí

Toma nota: plátano congelado, una cucharada de crema de cacahuete natural, un poco de aroma vainilla y lo licuas. Si es la primera vez que pruebas la crema de cacahuete natural te darás cuenta que no tiene nada que ver con la de los supermercados que llevan más azúcar que otro cosa. Esta es cacahuete 100%. Para los que tengan el paladar mal acostumbrado a los más de 50 nombres con los que se enmascara el azúcar en las etiquetas pueden añadir gotitas de stevia para endulzar un poco. Nico no puede resistirse a meter el dedo cuando hay crema de cacahuete de por medio.

cocinar con niños montessori

10) Danonino natural

Este va para contestar a los que te digan pues tú te comías dos petit suisse y no pasaba nada. Sí en nuestra infancia no había tanta información pero ahora se están viendo las consecuencias. La mayor incidencia de diabetes, el aumento de los casos de cáncer y el alto índice de obesidad infantil, son lacras con las que hay que combatir.

Por eso que nuestros hijos digan eso de ¡a mí me daban dos, pero naturales! Tan fácil como un plátano y fresas congeladas, 3 0 4 cucharadas de leche en polvo, mezclar todo, volverlas a congelar y listo para cuando queramos que se lo coman. Puedes sustituir la leche en polvo por almendras. Son dos versiones del danonino vegano.

11) Helado Mix del bosque

Hay veces que no me da tiempo a preparar con antelación los ingredientes. Para ser precavida tengo siempre congelada una bolsa de trozos de frutos del Lidl. Cuando llevo prisas para hacer la merienda, lo que hago es sacar una bolsita y mezclarlo en la batidora con un yogur natural. Por encima decoro con los trozos de otra bolsa. Una resultado genial para hacerlo en un plis.
helado de fruta y avena blw

12) Calipo casero

Si lo quieres de fresa triturar con agua un puñado de fresas. O quizás lo quieres de naranja haz zumo de naranja en el exprimidor y congélalo con un poco de pulpa. Si lo quieres de limón pues hazlo con limonada. Además a estas paletas con agua de sabor puedes agregar trozos de fruta.

moldes helado casero

Para que sean como un flash saludable usa estos moldes más alargados.

13) Helado de cerezas y plátano

Ingredientes: 15 cerezas maduras; 1 yogur natural; medio plátano maduro. Deshuesa las cerezas para congelarlas a trozos con el plátano en un tupper. Con una cubitera, haz cubitos con el yogur. Una vez tengas los ingredientes congelados, tritúralos en un procesador de alimentos. No hace falta Thermomix, vale uno como éste.

Si no tienes procesador o picadora puedes triturar todos los ingredientes sin congelar y después hacer polos.

14) Higos y bebida de avena

En medio vaso de bebida vegetal machacamos con un tenedor dos higos pelados. Troceamos el resto de los otros dos higos y los añadimos a la mezcla para que se encuentren trocitos. Así prueban texturas y sabores nuevos. Dejamos congelar un par de horas y ya tenemos helados muy nutritivos. Las cantidades son ideales para el molde que te cuento que usamos en casa.

Helados para el incio de Blw

15) Helado de solo plátano

Con los plátanos maduros que tengas, haz como en las anteriores recetas, cortar y congelar en una bolsa de congelación o tupper. Tras tres horas podemos triturarlos por tandas en el vaso de la batidora y conseguir una textura cremosa. Una fresquita merienda para introducir el plátano en la AC. O para después, porque a Nico le encanta el plátano en todas sus versiones. Está para chuparse los dedos.
montessori cocinar con peques

16) Helado puro de sandía

Con restos de una sandía madura puedes hacer un buen polo. Quitas las pepitas y la cáscara y la troceas. O bien haz como yo y con un vaciador de frutas haz bolitas. Trituras con la batidora y congelar en los moldes. Puedes hacerlo con cualquier fruta que se te ocurra.
helado de sandia

Propuestas de Instagram

Este verano Instagram se ha llenado de helados caseros gracias al hastag que propuse #hagomishelados. Aquí te dejo algunos.

17) Fresa y plátano

4-5 Fresas 1 plátano 1 vaso de leche
Tan sólo hay que mezclar todos los ingredientes y triturarlos con la batidora o un procesador de alimentos.
Si quieres comerlo en el instante, la fruta ha de esta previamente congelada, si no, deberás verterlo en moldes y meterlo unas 10h en el congelador!
Si te gusta encontrarte trocitos de frutas puedes dejar alguna fresa y picarla una vez triturado. Para gusto los colores!

creciendoycriando

18) Chocolate

3 yemas de huevo (podéis suprimir este ingrediente si no tenéis introducido el alimento), 50 gr de azúcar, 100 ml nata, 250 ml de leche, 100 gr de chocolate 85%, Frutos rojos picados al gusto
Batimos las yemas y el azúcar y reservamos. Ponemos a fuego lento la leche, la nata y el chocolate y removemos hasta que quede todo integrado. Añadimos a la mezcla las yemas y azúcar reservada y movemos sin que llegue a hervir.
Finalmente añadimos los frutos rojos al gusto y mezclamos. Llevamos al congelador y removemos la mezcla cada hora, unas tres veces para romper los hielos y conseguir una textura más cremosa.

19) Sandía y yogur

Su pequeña hizo todo el proceso: cortar sandía, ponerla en el congelador, comprobar al día siguiente si estaba congelada, accionar la picadora, verter el yogur, empezar a mezclar, poner parte de la mezcla en los moldes, volver a colocar en el congelador y comprobar (1000 veces, sí) si ya estaban listos.

helado sano

20) Polos de yogur y cacao

Dos yogures naturales, dos cucharadas de cacao puro (semidesgrasado y sin azúcar),una cucharada de panela.
Batir todo, meter en moldes y al congelador. El cacao se puede sustituir por fruta triturada y la panela puede ser opcional. El año pasado también los hicimos de yogur natural sin añadir nada más. Si les están saliendo los dientes…les aliviará a la vez que disfrutan.

helado saludable

Los próximos que probaremos

21) Helado combo

1 plátano
1 naranja
½ taza de leche vegetal / materna / de fórmula
8-10 dátiles
1 puñado de nueces

22) Aguacate ice cream

1 aguacate maduro
Taza y ½ de leche de coco
Cucharada zumo de limón
Con leche de avena
2 tazas leche avena
1 vaina de vainilla
1 puñado de nueces

23) Helado amarillo

10 albaricoques
2 rodajas de melón
1 taza y ½ leche vegetal/materna/de fórmula

24) Helado de verano

2 rodajas sandía
2 rodajas melón
½ taza zumo limón
agua

25) Vitamina C congelada

2 kiwis
2 tazas de zumo de naranja
½ mango
agua

Anímate a implicar a tu peque en la cocina

Elijas la receta que elijas, lo más importante es que familiarices a tu hijo con la cocina. Cortar, trasvasar, remover, son habilidades de vida práctica que le beneficiarán en su desarrollo enormemente. Le servirá para valorar el proceso culinario e incluso se comerá con más gana lo que ha preparado él. Se sentirá útil y valorado. Así que hazte con dos buenos delantales y a cocinar mano a mano. Tienes en casa un super chef.

vida practica montessori en la cocina

 

Si te ha gustado este post y quieres que vengan más Sorteos, COMPÁRTELO. Déjame un comentario: ¿En casa sois también unos cocinitas? ¿Qué recetas preparáis? ¿Te vas a animar a hacer helados este verano?

Espero que este post te sirva para pasar un verano con buen sabor de boca. Montessori es compartir ♥

 

Publicado en Actividades, Blog y etiquetado , , .

5 Comentarios

  1. Hola!! Muchísimas gracias por este artículo!!!!!
    Cómo haces para que no se cristalicen????
    Mil gracias!!!

    • Hay dos formas:
      1) Congelas la fruta y antes de comerlo trituras esos trozos congelados con el resto de ingredientes (yogur, queso fresco batido…) Textura cremosa en el momento
      2) Preparas la receta y congelas removiendo con un tenedor o varillas cada 15-30 minutos para evitar los cristales de hielo

  2. Nunca he hecho helados caseros pero me parece una opción mucho mejor que los comprados. Tengo que probar a hacerlos con mi hija.

  3. Pingback: Ambiente de exterior Montessori - Montessori Mami

Deja un comentario, me encanta leerte y responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.